jueves, 5 de junio de 2008


¿Qué es la meiosis?

En biología, meiosis es una de las formas de reproducción celular. Es un proceso divisional celular , en el cuál una célula diploide (2n), experimentará dos divisiones celulares sucesivas, con la capacidad de generar cuatro células haploide (n).
Este proceso se lleva a cabo en dos divisiones nucleares y citoplasmáticas, llamadas, primera y segunda división meiótica o simplemente Meiosis I y Meiosis II. Ambas comprenden Profase, Metafase, Anafase y Telofase. Durante la meiosis I los miembros de cada par homólogo de cromosomas se unen primero y luego se separan y se distribuyen en diferentes núcleos. En la Meiosis II, las cromátidas hermanas que forman cada cromosoma se separan y se distribuyen en los núcleos de las células hijas. Entre estas dos etapas sucesivas no existe la etapa S (duplicación del
ADN).
La meiosis no es un proceso perfecto, a veces los errores en la meiosis son responsables de las principales anomalías
cromosómicas. La meiosis consigue mantener constante el número de cromosomas de las células de la especie para mantener la información genética.
Meiosis I
Prometafase I La membrana nuclear desaparece. Un
cinetocoro se forma por cada cromosoma, no uno por cada cromátida, y los cromosomas adosados a fibras del huso comienzan a moverse. Algunas veces las tétradas son visibles al microscopio. Las cromatidas hermanas continúan estrechamente alineadas en toda su longitud, pero los cromosomas homólogos ya no lo están y su centrómeros y cinetocoros encuentran separados entre sí.
Metafase I Los cromosomas homólogos se alinean en el plano de ecuatorial. La orientación es al azar, con cada homologo paterno en un lado. Esto quiere decir que hay un 50% de posibilidad de que las células hijas reciban el homólogo del padre o de la madre por cada cromosoma. Los microtubulos del huso de cada centríolo se unen a sus respectivos cinetocoros.
Anafase I Los quiasmas se separan. Los microtúbulos del huso se acortan en la región del cinetocoro, con lo que se consigue remolcar los cromosomas homólogos a lados opuestos de la célula, junto con la ayuda de
proteínas motoras. Ya que cada cromosoma homólogo tiene solo un cinetocoro, se forma un juego haploide (n) en cada lado. En la repartición de cromosomas homólogos, para cada par, el cromosoma materno se dirige a un polo y el paterno al contrario. Por tanto el número de cromosomas maternos y paternos que haya a cada polo varía al azar en cada meiosis. Por ejemplo, para el caso de una especie 2n = 4 puede ocurrir que un polo tenga dos cromosomas maternos y el otro los dos paternos; o bien que cada polo tenga uno materno y otro paterno.
Telofase I Cada célula hija ahora tiene la mitad del número de cromosomas pero cada cromosoma consiste en un par de cromátidas. Los microtubulos que componen la red del huso mitótico desaparece, y una membrana nuclear nueva rodea cada sistema haploide. Los cromosomas se desenrollan nuevamente dentro de la cromatina. Ocurre la
citocinesis (proceso paralelo en el que se separa la membrana celular en las células animales o la formación de esta en las células vegetales, finalizando con la creación de dos células hijas). Después suele ocurrir la intercinesis, parecido a una segunda interfase, pero no es una interfase verdadera, ya que no ocurre ninguna réplica del ADN. Este proceso es breve en todos los organismos, pero en algunos generalmente no ocurre.
Meiosis II
Profase Temprana II Comienza a desaparecer la envoltura nuclear y el nucleolo. Se hacen evidentes largos cuerpos filamentosos de cromatina, y comienzan a condensarse como cromosomas visibles.
Profase Tardía II Los cromosomas continúan acortándose y engrosándose. Se forma el huso entre los centríolos, que se han desplazado a los polos de la célula.
Metafase II Las fibras del huso se unen a los cinetocóros de los cromosomas. Éstos últimos se alinean a lo largo del plano ecuatorial de la célula. La primera y segunda metafase pueden distinguirse con facilidad, en la metafase I las cromatidas se disponen en haces de cuatro (tétrada) y en la metafase II lo hacen en grupos de dos (como en la metafase mitótica). Esto no es siempre tan evidente en las células vivas.
Anafase II Las cromátidas se separan en sus centrómeros, y un juego de cromosomas se desplaza hacia cada polo. Durante la Anafase II las cromatidas, unidas a fibras del huso en sus cinetocóros, se separan y se desplazan a polos opuestos, como lo hacen en la anafase mitótica. Como en la mitosis, cada cromátida se denomina ahora cromosoma.
Telofase II En la telofase II hay un miembro de cada par homologo en cada polo. Cada uno es un cromosoma no duplicado. Se reensamblan las envolturas nucleares, desaparece el huso acromático, los cromosomas se alargan en forma gradual para formar hilos de cromatina, y ocurre la citocinesis. Los acontecimientos de la profase se invierten al formarse de nuevo los nucleolos, y la división celular se completa cuando la citocinesis ha producidos dos células hijas. Las dos divisiones sucesivas producen cuatro núcleos haploide, cada uno con un cromosoma de cada tipo. Cada célula resultante haploide tiene una combinación de genes distinta. Esta variación genética tiene dos fuentes: 1 – Durante la meiosis, los cromosomas maternos y paternos se barajan, de modo que cada uno de cada par se distribuye al azar en los polos de la anafase I. 2 - se intercambian segmentos de ADN entre los homólogos paternos y maternos durante el entrecruzamiento.

¿Qué es la mitosis?

En biología, la mitosis es un proceso de reparto equitativo del material hereditario (ADN) característico de las células eucarióticas. Normalmente concluye con la formación de dos núcleos separados (cariocinesis), seguido de la partición del citoplasma (citocinesis), para formar dos células hijas. La mitosis completa, que produce células genéticamente idénticas, es el fundamento del crecimiento, de la reparación tisular y de la reproducción asexual. La meiosis, un proceso que comparte mecanismos con la mitosis pero que no debe confundirse con ella (es otro tipo de división celular, propio de los gametos), produce células genéticamente distintas y, combinada con la fecundación, es el fundamento de la reproducción sexual. Fases
La división de las células eucarióticas es parte de un ciclo vital continuo, el
ciclo celular, en el que se distinguen dos períodos mayores, la interfase, durante la cual se produce la duplicación del ADN, y la mitosis, durante la cual se produce el reparto idéntico del material antes duplicado. La interfase típica se divide en tres fases:
G1: Esta fase tiene lugar desde que la célula nace hasta que inicia la etapa S. Tiene lugar la síntesis de ARNm con la cosiguiente producción de proteínas. S: Replicación del ADNn y síntesis de ARNm e histonas G2: Síntesis de proteínas (las que constituirán los microtúbulos del haz mitótico
Profase Es la fase mas larga de la mitosis. Se produce en ella la condensación del material genético (
ADN) (que normalmente existe en forma de cromatina), con lo que se forman los cromosomas; y el desarrollo bipolar del huso mitótico. Uno de los hechos más tempranos de la profase en las células animales es la migración de dos pares de centriolos, previamente debe duplicarse el existente, hacia extremos opuestos de la célula. Se forma un huso acromático hecho de haces de microtúbulos, las fibras del huso. Los centriolos actúan como centros organizadores de microtúbulos, controlando la formación de esas fibras. En la profase tardía desaparece el nucléolo y se desorganiza la envoltura nuclear. Metafase
Durante esta fase, las cromàtidas hermanas, las cuales se encuentran conectadas a cada polo de la célula por los microtúbulos unidos a los centròmeros, comienzan a moverse continuamente, hasta que migra a la zona media de la célula o plano ecuatorial, en la que forman una estructura llamada placa ecuatorial.
Anafase
Es la fase más corta de la mitosis, en la cual los
microtúbulos del huso rompen los centrómeros longitudinalmente, lo que da lugar a la separación de las cromátidas hermanas, las cuales se dirigen a polos opuestos.
Telofase
En la telofase el nuevo núcleo se organiza: se reconstituye la
cromatina, adoptando forma helicoidal los cromosomas, aparece el nucléolo, y se reconstruye la eucarioteca a partir del retículo endoplasmático. Aunque los errores en la mitosis son bastante poco frecuentes, este proceso puede fallar, especialmente durante las primeras divisiones celulares en el cigoto. Los errores mitóticos pueden ser especialmente peligrosos para el organismo, porque el descendiente futuro de la célula madre defectuosa asumirá su misma anomalía.
Un cromosoma puede no separarse durante la anafase. En tal caso, una célula hija recibirá dos cromosomas hermanos y la otra quedarse sin ninguno. Esto da lugar a que una célula tenga tres cromosomas que codifiquen la misma cosa (dos hermanos y un homólogo), una condición conocida como
trisomía, y la otra célula, que solamente tiene un cromosoma (el cromosoma homólogo), tendrá monosomía. Estas células se consideran aneuplóidicas, y la aneuploidia puede causar cáncer.
La mitosis es un proceso traumático. La célula pasa por cambios dramáticos en su estructura, algunos
orgánulos se desintegran y se reconstruyen en cuestión de horas, y los microtúbulos tiran constantemente de los cromosomas. Por tanto, en ocasiones los cromosomas pueden dañarse. Un brazo del cromosoma se puede romper y perder un fragmento, causando deleción. El fragmento puede incorporarse incorrectamente a otro cromosoma no homólogo, causando translocación. Se puede integrar de nuevo al cromosoma original, pero en una orientación inversa, causando inversión. O, se puede tratar erróneamente como un cromosoma separado, causando duplicación cromosómica. El efecto de estas anormalidades genéticas dependen de la naturaleza específica del error. Puede ir de una anomalía imperceptible a la muerte del organismo.

viernes, 30 de mayo de 2008

video

Este video habla sobre la carta de la tierra y sus principios.

miércoles, 30 de abril de 2008

La reproducción de los seres vivos

¿Cual es el propósito de la reproducción y cuantos tipos hay?

Como función vital, la reproducción tiene el mismo principio para todas las especies: que haya nuevos individuos para las siguientes generaciones. Hay muchas maneras de reproducción pero se pueden agrupar en dos tipos: sexual y asexual.

En la reproducción intervienen células llamadas gametos, como los óvulos y los espermatozoides, cuyo núcleo sólo tiene la mitad de la información genética que el resto de las células del organismo.

Durante la fecundación, se fusionan una célula femenina (óvulo) y una masculina (espermatozoide) para dar origen a una célula con información genética de ambos progenitores. Este tipo de reproducción la conocemos como sexual.

El propósito de la reproducción sexual es dar origen a individuos genéticamente nuevos y posiblemente mejores, con variaciones genéticas, pueden ser favorables para que estos nuevos seres sobrevivan en el ambiente que habitan.

Otro tipo de reproducción es la asexual, donde los descendientes son copias genéticamente idénticas de su único progenitor y entre si. El objetivo de este tipo de reproducción es originar muchos individuos nuevos en poco tiempo. De esta forma se reproducen algunas plantas.

La reproducción asexual es similar a la división directa de las células. Los nuevos individuos se originan sin intervención de gametos.

Hay organismos unicelulares y pluricelulares de todos los reinos que se reproducen de forma asexual. Es frecuente en procariontas, protistas, hongos y vegetales.

La reproducción asexual se puede dar a partir de células vegetativas, células o cuerpos especiales como un tallo, entre otras formas. De esta manera, se evita perder tiempo y recursos en cortejos, búsqueda de parejas y acoplamiento, pero no hay variabilidad genética.

La falta de variabilidad genética se puede volver en contra de las especies. Esto ocurre cuando las condiciones ambientales cambian de forma rápida. Así, estos organismos no tienen tiempo de adaptarse a las nuevas condiciones.

Existen varias formas de reproducción asexual, las más comunes se describen a continuación:

Esporulación. Es un tipo de reproducción asexual, el nuevo ser surge a partir de una célula especializada denominada espora. Los hongos se reproducen de esta forma.

Multiplicación vegetativa o fragmentación. El nuevo individuo se desarrolla a partir de un fragmento que se separa del organismo progenitor.

Bipartición. Es la partición del ser unicelular para dar lugar a dos individuos iguales.

Gemación. El huevo individuo nace a partir de un grupo de células denominado yema.

En la reproducción asexual no se presenta la variabilidad genética que ocurre en la reproducción sexual, pero es mucho más rápida que esta. Por ello, algunos parásitos de las plantas suelen emplearla para propagarse a gran velocidad en los cultivos.

¿Por que es importante la reproducción sexual?

La reproducción sexual tiene la ventaja biológica de promover la variación genética.

Durante la reproducción sexual, las características genéticas de los individuos, por lo general, una hembra y un macho, se recombinan y dan origen a un individuo nuevo. Este tipo de reproducción puede ser:

•Cariogámica. En esta, todo el organismo actúa en el proceso reproductivo, puede ocurrir por un conjugación o por autogamia.

La conjugación ocurre cuando dos organismos unicelulares, como las bacterias, de la misma especie se unen e intercambian el material genético contenido en su núcleo. En la autogamia, la fecundación se realiza dentro de un mismo individuo, como en las flores, cuando el polen pasa del estambre al estigma de una misma flor.

•Gamética. Intervienen los gametos: el óvulo y el espermatozoide. Estos se fusionan para dar origen a un cigoto. Es característica de los seres pluricelulares como animales y plantas.

¿Que es la variabilidad?

La variabilidad da origen a la diversidad de especies que existen.

Al interior de cualquier especie es posible observar que los individuos varían en tamaño, forma, color y otras tantas características.

La variabilidad también incluye las diferencias en los órganos reproductivos, en muchas especies existen marcadas distinciones de tamaño, color o aparición de estructuras originales. A esto le llamamos dimorfismo sexual.

lunes, 21 de abril de 2008

La importancia de poder decidir cuando y cuantos hijos tener: salud reproductiva

Cunado se ejerce la sexualidad, la responsabilidad es mayor, porque tus decisiones involucran a tu pareja, a un bebé que pudiera nacer y a las familias de la pareja. Los especialistas consideran que un embarazo es precoz cuando ocurre antes de los 17 años de edad. Una de sus causas es la falta de responsabilidad o de información. Algunas veces, la familia evita que las personas jóvenes tengan cierta autonomía en su vida. Esto lleva, en ocasiones a pensar, por error, a muchas y muchos adolescentes que un embarazo les permitirá salir de las obligaciones o presiones del hogar. ¿Puedo hacerme cargo de un embarazo? Durante la adolescencia, tener que asumir el papel de adultos, por ejemplo, a causa de un embarazo no deseado, provoca tensión, incertidumbre y limitaciones en el desarrollo social y emocional. En todo el mundo, el embarazo a edad temprana tiene efectos negativos en la calidad de vida de las hijas e hijos que nacen de parejas muy jóvenes. Además, las Secretaría de Salud ha encontrado en estudios recientes que el embarazo precoz impide mejorar la condición educativa, económica y social de la mujer. ¿Qué es paternidad y maternidad responsables? Hasta hace pocos años, no era fácil decidir el número de hijos que se deseaba tener. En la actualidad, hay varios métodos que permiten planear la cantidad de hijos y el momento para tenerlos. La paternidad y maternidad responsables es el derecho y el deber que tiene la pareja de decidir, de forma libre y responsable, el número de hijos que desea tener, en qué momento tenerlos, cómo educarlos y cómo atender sus necesidades. Además, es importante considerar que el embarazo temprano presenta varios riesgos para la salud. Las enfermedades y la muerte de la madre y los hijos son mucho más frecuentes cuando la maternidad empieza en la adolescencia. ¿Cuál es la efectividad y los riesgos de los anticonceptivos? Los métodos anticonceptivos evitan que se realice la fecundación y por lo tanto un embarazo; permiten a la pareja decidir cuando tener descendencia. Los métodos anticonceptivos se clasifican en hormonales, de barrera y naturales. Hormonales: •Implante anticonceptivo •Hormonal inyeptable combinado•Parche anticonceptivo •Hormonales orales (pastillas anticonceptivas diarias)•Pastillas anticonceptivas de emergencia Barrera: •DIU de cobre•Anillo vaginal •Condón masculino•Condón femenino Naturales: Métodos de ritmo (abstinencia periódica) •Método de calendario, solo•Método del moco cervical (Billigns), solo•Método de la temperatura•Método combinado •Coito interrumpido (retiro)•Espermicidas solos Métodos hormonales: Los métodos hormonales modifican el funcionemiento hormonal para impedir que lso óvulos sean fértiles. No evitan el contagio de ITS y siempre se debe tener supervición médica durante su empleo. •Implante anticonceptivo. Anticonceptivo temporal de acción prolongada, consiste en un sistema de liberación continua y gradual de una progestina que se inserta debajo de la piel. •Hormonal inyeptable combinado. Es un anticonceptivo de larga duración que se inyepta en un músculo. La sustancia que se inyecta contiene estrógenos y progestina que se inserta debajo de la piel. •Parche anticonceptivo. Es un anticonceptivo de acción corta, aproximadamente 7 días. Consiste en una venda cuadrada adhesiva que libera poco a poco una combinación de estrógenos y progesterona a través de la piel. •Hormonales orales (pastillas anticonceptivas diarias). Son tabletas o grageas que se ingieren por vía oral durante periodos de 21 a 28 días. Existen dos tipos: los que combinan estrógenos y progestina y los que contienen sólo progestina. •Pastillas anticonceptivas de emrgencia. Es un método de muy corta duración que no puede usarse de manera regular. Se compone de dos dosis de pastillas que contienen estrógenos y progestina, en mayor cantidad que las pastillas anticonceptivas diarias. Métodos de barrera: Los métodos de barrera impiden el paso de los espermatozoides al útero o la implntación del óvulo. El preservativo o condón, el diafragma cervical y el dispositivo intrauteriono (DIU) se agrupan en este tipo. Sin embargom los demás, a excepción del preservativo, no ayudan a prevenir las ITS. •DIU de cobre. Método anticonceptivo de largo plazo; es una artefacto semejante a una "T" de polietileno flexible, contiene un principio activo de cobre y plata que se coloca dentro de la cavidad uterina por un médico especialista. •Anillo vaginal. Es un método de mediano plazo que consiste en un anillo delgado y flexible que se coloca enla vagina y que libera poco a poco estrógenos y progestina. •Condón masculino. También recibe el nombre de preservativo. Es una pequeña bolsa de látex, con un extremo abierto que termina en un borde o ribete y que se coloca sobre el pene en erección. Algunos contienen espermicidas. Como ya dijimos, este método contribuye a la prevención de infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA.

•Condón femenino. Es una funda transparente, blanda y resistente, hecha de poliuretano, con dos anillos de plástico, uno en cada extremo, y abierto por uno. Se coloca dentro de la vagina. Evita el paso de los espermatozoides y protege contra las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH-SIDA.

Métodos naturales

Los métodos naturales evitan el embarazo mediante la observación de los signos y síntomas que, de manera natural, ocurren durante las fases fértiles e infértiles del ciclo menstrual. Sin embargo, ninguno previene el contagio de infecciones de transmisión sexual (ITS)

•Método de calendario. Se le conoce también con los nombres de ritmo o de Ogino-Knus. Consiste en observar durante un año el ciclo menstrual de la mujer para estimar el principio y el fin del periodo fértil de la mujer.

•Método del moco cervical o de Billings. Este método se basa en los cambios que ocurren en las secreciones de moco cervical a lo largo del ciclo menstrual. Cuando el moco es elástico, es decir, que si se toma entre dos dedos y se observa filante (se estira como clara de huevo) se aproxima ovulación.

•Método de la temperatura basal. Este método anticonceptivo depende de la temperatura corporal basal. Cuando la mujer despierta, antes de levantarse, debe medir su temperatura. Es importante que se lleve un registro gráfico de los resultados para observar los cambios térmicos que indican si se produjo o no la ovulación. Este cambio implica una variación de 0.2 a 0.4°c.

•Método combinado (moco, calendario y temperatura). Este método consiste en efectuar al mismo tiempo los tres anteriores.

•Coito interrumpido. Consiste en realizar la eyaculación fuera de la vagina.

Otros métodos

•Espermicidas. Sustancias químicas que eliminan los espermatozoides antes de que penetren al útero. Pueden administrarse mediante: cremas, óvulos y espuma en aerosoles. Es un método temporal de corto plazo.

Tricomoniasis (Enfermedad sexual)

Tricomoniasis
La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual caracterizada por la infección del aparato urogenital del hombre y de otros animales por protozoos de la especie Trichomonas vaginalis. En los seres humanos, Trichomonas vaginalis se suele trasmitir a través de las relaciones sexuales. En las mujeres es habitual encontrarlo en la vagina, donde con frecuencia origina sensación de quemazón, prurito y exudado irritativo; en los hombres puede afectar a la próstata; y en ambos sexos irritar la uretra y la vejiga. La administración oral de metronidazol erradica la infección; es necesario el tratamiento de los dos componentes de la pareja sexual. La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) frecuente que afecta tanto a los hombres como a las mujeres, aun cuando los síntomas son más frecuentes en las mujeres. La tricomoniasis es la ETS más frecuente en las mujeres jóvenes sexualmente activas. Se calcula que cada año se presentan 7.4 millones de casos nuevos en hombres y mujeres. La tricomoniasis es provocada por el parásito protozoario unicelular Trichomonas vaginalis. La vagina es el sitio donde por lo general ocurre la infección en las mujeres, mientras que en los hombres, es la uretra (conducto urinario). El parásito se transmite a través de la relación sexual pene-vagina o por el contacto vulva-vulva (el área genital en la parte externa de la vagina) con una pareja sexual infectada. Las mujeres pueden contraer esta enfermedad de un hombre o de una mujer, pero los hombres suelen contraerla solamente por el contacto con mujeres infectadas. La mayoría de los hombres con tricomoniasis no tienen signos ni síntomas; sin embargo, algunos hombres puede que sientan una irritación temporal dentro del pene, tengan una leve secreción o sientan un pequeño ardor después de orinar o eyacular. Algunas mujeres tienen signos y síntomas de infección, que incluyen un flujo vaginal espumoso, verde amarilloso, con un fuerte olor. Es probable que la infección también cause molestia durante la relación sexual o al orinar así como irritación y picazón en el área genital de la mujer. En muy pocos casos la mujer puede sentir dolor de vientre. Los síntomas suelen aparecen en las mujeres de 5 a 28 días después de la exposición a la infección. La inflamación genital que produce la tricomoniasis puede aumentar la susceptibilidad de una mujer a contraer la infección por VIH si está expuesta al virus. La probabilidad de que una mujer con VIH pase el VIH a su pareja sexual aumenta si tiene tricomoniasis. Las mujeres embarazadas que tienen tricomoniasis pueden dar a luz bebés prematuros o con bajo peso (menos de 5 libras). Para diagnosticar la tricomoniasis tanto en hombres como en mujeres, un proveedor de atención médica debe realizar un examen físico y una prueba de laboratorio. El parásito es más difícil de detectar en los hombres que en las mujeres. En las mujeres, el examen pélvico puede revelar la presencia de pequeñas ulceras rojas en las paredes de la vagina o en el cuello uterino. La tricomoniasis suele curarse con una dosis oral única del medicamento metronidazol, el cual se vende con receta. Los síntomas de la tricomoniasis en hombres infectados puede que desaparezcan en unas cuantas semanas sin tratamiento alguno. Sin embargo, un hombre infectado, aun cuando nunca haya tenido síntomas o cuyos síntomas hayan desaparecido, todavía puede continuar infectando o re-infectando a su pareja sexual hasta que no se trate la infección. Por lo tanto, ambos en la pareja deben tratarse la infección al mismo tiempo para eliminar el parásito. Las personas que se están tratando la tricomoniasis deben evitar tener relaciones sexuales hasta que tanto ellas como sus parejas hayan terminado el tratamiento y no tengan síntomas. Las mujeres embarazadas pueden tomar metronidazol. El hecho de que una persona haya tenido tricomoniasis una vez no significa que no pueda tenerla de nuevo. Una persona puede seguir siendo susceptible a la reinfección aun cuando se haya curado con el tratamiento. La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual es absteniéndose del contacto sexual o tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien se le han hecho las pruebas y se sabe que no está infectada. Los condones de látex en los hombres, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión de la tricomoniasis. Todo síntoma genital, como por ejemplo secreción o ardor al orinar, una úlcera poco usual o irritación, debe ser razón para dejar de tener relaciones sexuales y consultar con un proveedor de atención médica de inmediato. Una persona a quien se le haya diagnosticado tricomoniasis (o cualquier otra ETS) debe recibir tratamiento y debe informar a todas las personas con quienes haya tenido relaciones sexuales recientemente de manera que éstas vean a un proveedor de atención médica y sean tratadas. Esto reduce el riesgo de que las parejas sexuales presenten complicaciones por la tricomoniasis y reduce el riesgo de reinfección en las personas que la han tenido. Una persona con tricomoniasis y todas sus parejas sexuales recientes deben dejar de tener relaciones sexuales y deben hacerse el tratamiento contra la infección y esperar que desaparezcan los síntomas.

Herpes (Enfermedad sexual)

Herpes
El herpes (del
griego ἕρπης, «reptar»), Herpes es una lesión cutánea inflamatoria que se caracteriza por la aparición de pequeñas vesículas agrupadas formando un racimo y rodeados de un halo rojo. Es causada por el virus herpes hominis tipo I que afecta cara, labios, boca y parte superior del cuerpo, y el virus herpes hominis tipo II que se presenta en genitales y parte inferior del cuerpo. Actualmente no existe cura para el herpes, sin embargo hay varias formas de tratamiento disponible para reducir los sintomas y acelerar el proceso de curación. Clases de herpesLos más comunes son el herpes labial, herpes catarral o febril, que es causado por el Virus Herpes Simple tipo I, y el herpes genital causado por el Virus Herpes Simple tipo II. Síntomas Dolor con sensación de quemazón y posteriormente sale una roncha que termina formando una costra. A veces puede ser doloroso para comer si se trata de herpes labial, salen las heridas y al cabo de una semana o dos se secan.

Candidiasis (Enfermedad sexual)

Candidiasis
Las candidiasis constituyen un grupo de infecciones causada por un hongo oportunista que puede tener expresión cutánea, gastrointestinal, sistema respiratorio y genitales del género Candida, de los cuales Candida albicans es la más frecuente. Se puede transmitir por ropas, objetos y también por contacto sexual. Estos hongos están siempre presentes en la piel y en la mucosa del tracto digestivo, genitourinario y respiratorio de la mayoría de las personas, pero se encuentran controlados por otros microorganismos no patógenos. Cuando se produce un desequilibrio, el aumento desmedido de la población de hongos produce esta u otras micosis.
Epidemiología
La candidiasis afecta normalmente las zonas húmedas y cálidas de la
piel y las mucosas, como las axilas, la boca, uñas, el glande y la vagina; las erupciones cutáneas asociadas con el uso de pañales suelen ser de este tipo. Representa un 25% de las micosis cutáneas. La candidiasis es la más frecuente causa de vaginitis; se estima que tres de cada cuatro mujeres experimentan al menos un episodio de candidiasis durante su vida. Candida albicans es parte de la flora normal de la vagina; las condiciones patógenas pueden producirse por el uso de duchas que eliminen parte de los microorganismos que lo controlan (como los lactobacilos). Las probabilidades de contraer candidiasis aumentan en pacientes obesos y diabéticos; el consumo de antibióticos y anticonceptivos también incrementa el riesgo, así como alteraciones hormonales debidas al embarazo. En pacientes con deficiencia inmunológica, neoplasias, diabetes, lupus eritematoso, y linfomas, la infección puede extenderse, con consecuencias bastante graves.
Etiología Los hongos están siempre presentes en el cuerpo humano, pero la presencia natural de otros
microorganismos previenen su crecimiento descontrolado. Sin embargo, perturbaciones externas, como el uso de ciertos detergentes, variaciones del pH, o internas, como cambios hormonales o fisiológicos, pueden causar alteraciones de la biota y resultar en un crecimiento anormal de los hongos. Embarazo, uso de anticonceptivos, sexo vaginal después de sexo anal, uso de lubricantes que contienen glicerina, son factores relacionados con infección por hongos. La diabetes y el uso de antibióticos también parecen tener incidencia en la micosis. Además, la cándida puede transmitirse sexualmente. Los tratamientos de reemplazo hormonal y de infertilidad podrían también ser factores desencadenantes.
Síntomas
Los
síntomas se caracterizan por lesiones cutáneas (enrojecimiento o inflamación de la piel) acompañadas de prurito y sarpullido. En las infecciones vaginales, puede presentarse flujo blanquecino, con un característico olor a levadura. Su periodo de incubación es de 8 a 15 días.
Diagnóstico El
diagnóstico consiste en una inspección visual de las lesiones. Las reacciones con hidróxido de potasio se emplean a veces para determinar la naturaleza de la infección. Un diagnóstico diferencial característico de la cándida con otras lesiones blancas orales, es que se elimina al raspado.
Tratamiento
Los casos ligeros de candidiasis pueden no requerir intervención médica; remedios de uso doméstico incluyen el consumo o aplicación tópica de
yogur, en que los lactobacilos presentes en el medio combaten el hongo, y otros fungicidas, como la alicina obtenida de los dientes de ajo. Los antimicóticos de laboratorio para el tratamiento de la candidiasis incluyen por lo general nistatina, fluconazol, ketoconazol o amfotericina. El cuidado con la higiene ayuda a mantener a raya las infecciones de Candida. Se debe mantener limpia, seca y expuesta al aire la parte afectada. En el caso de infecciones vaginales, se debe seguir los consejos de un ginecólogo. Complicaciones y Expectativas La candidiasis en general tiene un buen pronóstico, sin embargo a veces es difícil de tratar y puede reaparecer con el tiempo. En individuos con compromiso del sistema inmunológico una infección cutánea, vaginal u oral puede complicarse derivando en una candidiasis generalizada o en una infección que afecte al sistema digestivo (candidiasis esofágica).

Gonorrea (Enfermedad sexual)

Gonorrea
La gonorrea, también denominada blenorragia, blenorrea y uretritis gonocócica, es una
enfermedad de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae o gonococo. Transmisión Ocurre durante el acto sexual cuando el compañero está infectado, no siendo necesario llegar a eyacular; en el parto si la madre estuviese contaminada; o por contaminación indirecta si, por ejemplo, una mujer usara artículos de higiene íntima de otra persona enferma. La gonorrea está entre las más comunes enfermedades venéreas en el mundo y es causada por la bacteria Gram-negativa Neisseria gonorrhoeae. El término proviende del griego γονόρροια (gonórrhoia), que significa literalmente "flujo de semilla"; en tiempos antiguos era incorrectamente pensado que la descarga de pus asociada con la enfermedad contenía semen. El primer lugar que esta bacteria infecta es el epitelio columnar de la uretra y endocerviz. Lugares no genitales que también son atacados son el recto, la faringe y la conjuntiva de los ojos. La vulva y la vagina en las mujeres son usualmente también afectadas puesto que están ligadas con las celulas epiteliales, en las mujeres la cerviz es el primer sitio usual de infección. Gonorrea en el hombre
Síntomas
Los síntomas aparecen entre los 2 y 21 días después de haber adquirido la enfermedad. El
síntoma más frecuente es una excreción uretral mucosa (blanquecina o clara) o purulenta (gruesa, amarillenta). Ubicada en la punta del pene. Otros síntomas son dolor al orinar, sensación de quemazón en la uretra. En el varón este germen provoca uretritis y prostatitis. Gonorrea en la mujer
Síntomas En las mujeres la enfermedad suele cursar de forma asintomática. Sin embargo, pueden presentarse signos y síntomas tales como una excreción vaginal, aumento de ganas de orinar y molestias urinarias (
disuria). La expansión de germen hacia las trompas de Falopio puede producir dolor en la zona baja del abdomen, encogimiento, fiebre y los síntomas generalizados de cuando se tiene una infección bacteriana. Tambien produce enfermedades como vaginitis y cervicitis, pero también endometritis, salpingitis y enfermedad inflamatoria pélvica aguda. Caracterizada por enrojecimientos en el area genital El sistema inmune tiene serios problemas para acabar con neisseria gonorrhoeae, dado que posee fimbrias con una alta tasa de variación antigénica. Neisseria gonorrhoeae es sensible a una gama variada de antibióticos, pero es capaz de desarrollar resistencia frente a algunos de ellos. Muchas cepas son resistentes a la penicilina. No obstante, antes de la aparición de las cepas resistentes era muy sensible a este antibiótico, cosa sorprendente dado que son bacterias bacteria_gram_negativa .Actualmente es efectivo en el tratamiento de la Gonorrea el uso de cefalosporinas de tercera generación como Ceftriaxona, cuya administración debe ser efectuada por especialistas. También se suele asociar la cefalosporina con algún macrólido, como Azitromicina, por la frecuente co-infección con Chlamydia trachomatis, que causa un cuadro similar a la infección por gonococo, generalmente dos semanas de iniciado el cuadro, cuya excreción uretral no suele ser hedionda, y con test de Gram negativo. Puede causar consecuencias más serias. También puede causar daño a los órganos reproductores. Tanto hombres como mujeres pueden quedar estériles. Una madre que tiene gonorrea puede contagiar a su bebé durante el parto. Puede causar daños al pene, enfermedades de la piel, artritis o ceguera.

Sífilis (Enfermedad sexual)

Sífilis
La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual infecciosa crónica producida por la bacteria espiroqueta Treponema pallidum, subespecie pallidum (pronunciado pál lidum). Este microorganismo es una bacteria móvil espiroforme (con forma de hilo en espiral), perteneciente al orden Spirochetales, familia Treponematacee. Su diámetro es de 0,1 a 0,2 micrones y su longitud entre 5 y 15 micrones. Puestas una detrás de otra, entre 70 y 200 espiroquetas medirían pues alrededor de un milímetro. Esta bacteria se multiplica por división simple con división transversal. Al contrario que otras bacterias de su familia, sólo se puede cultivar in vitro durante un breve período, con un máximo de supervivencia de 7 días a 35 °C, en medio particularmente enriquecido y en presencia de CO2 por sus particulares exigencias nutritivas y metabólicas. En Nitrógeno líquido se mantiene su vitalidad, y prolifera de manera excelente en testículos de conejo. En sangre conservada en hemoteca para transfusiones la bacteria sobrevive entre 24 y 48 horas. Origen
Existen tres teorías respecto del origen de la sífilis, que generan debate en el campo de la
antropología y la historiografía. La comunidad científica no se muestra unánime en la interpretación de los datos existentes y la controversia continúa al respecto. Teoría precolombina
La teoría precolombina sostiene que las lesiones en esqueletos de la edad neolítica se deben a la sífilis. Incluso en esqueletos del
2000 AEC en Rusia, con lesiones óseas patognomónicas. Aunque tales lesiones se pueden confundir con lesiones lepromatosas. Quizá Hipócrates habría descrito los síntomas de la sífilis en su etapa terciaria. También en las ruinas de Pompeya (que fue enterrada en el año 79 por el volcán Vesubio) se han encontrado esqueletos con síntomas que podrían ser de sífilis congénita. De acuerdo con un trabajo científico de la Universidad de Bradford (Reino Unido) hecho público en junio de 1999, en un cementerio de una abadía agustiniana en el puerto de Kingston upon Hull (noreste de Inglaterra) usado entre 1119 y 1539, se encontraron 245 esqueletos, de los cuales tres tenían síntomas claros de sífilis. La datación con 14C indicó que el varón con las señales más evidentes de sífilis había fallecido entre 1300 y 1450. Algunos científicos piensan que la sífilis pudo ser introducida en Europa tras los contactos entre vikingos. y nativos canadienses, que supuestamente sucedieron alrededor del año 1300, coincidiendo con el tiempo en el que la enfermedad llegó a Hull (revista Science, 4 de agosto de 2000, pág. 723). Contagio
La sífilis se contagia principalmente por contacto sexual. por contacto de la piel con la ligera secreción que generan los
chancros o por contacto con los clavos sifilíticos de la persona enferma: al realizar sexo oral sin preservativo (ya sea que los chancros estén en la boca, en el pene o en la vulva), al besar una boca con chancros (que son indoloros), por inoculación accidental (por compartir jeringas), o puede ser transmitida de la madre al hijo a través de la placenta (sífilis congénita) o a través del canal de parto (sífilis connatal). En este caso, el bebé puede morir pronto o desarrollar sordera, ceguera, disturbios mentales, parálisis o deformidades. Es prácticamente imposible que se transmita por una transfusión de sangre, porque la sangre se analiza antes de transfundirse, y porque el treponema pálido no se puede mantener vivo más de 24 a 48 en la sangre conservada en hemoteca. En comunidades que viven bajo pobres condiciones higiénicas, la sífilis endémica puede transmitirse por contacto no sexual. Pero no se transmite por el asiento en sanitarios, actividades cotidianas, tinas de baño, o compartir utensilios o ropa. Es importante notar que el sujeto en la fase precoz de la enfermedad resulta altamente contagiante (la úlcera venérea pulula de treponemas), pero se sostiene que luego de cuatro años el individuo infectado no puede difundir más el microorganismo mediante relaciones sexuales. En las relaciones entre hombre y mujer es más fácil que se contagie el hombre. El período donde más personas se contagian es entre los 20 y los 25 años de edad. El recontagio es muy común en varones homosexuales. En los años ochenta y noventa en Europa hubo una relativa disminución de los casos de sífilis, relacionados con el temor al contagio por VIH, que conllevó al uso generalizado del preservativo (que representa una eficiente barrera contra el contagio, tanto del VIH como del T. pállidum. Pero a fines de los años noventa y principios del 2000, al generalizarse la información de que el contagio de VIH es casi nulo en casos de sexo oral en el pene no protegido, ha habido un recrudecimiento de casos de sífilis. Según datos de la OMS, a nivel mundial existen 12 millones de nuevos casos de sífilis: África Subsahariana: 4 000 000 Sur de Asia y Asia Pacífico: 4 000 000 Latinoamérica y el Caribe: 3 000 000 Norte de África y Oriente Medio: 370 000 Europa Occidental: 140 000 Europa Oriental y Asia Central: 100 000 Norteamérica: 100 000 Australia y Nueva Zelanda: 10 000
Síntomas En vez de provocar una intensa respuesta inmune celular y humoral, el T. pállidum puede sobrevivir en un huésped humano durante varias décadas. Los síntomas de la sífilis son numerosos y ligeramente variados. Antes de la aparición de las
pruebas serológicas, el diagnóstico preciso era imposible. De hecho, se la llamaba «la gran imitadora» ya que —en la fase primaria y secundaria— sus síntomas pueden confundirse fácilmente con los de otras enfermedades, haciendo que el sujeto le reste importancia y no acuda al médico. El 90% de las mujeres que la padecen no saben que la tienen porque, en la mayoría de los casos, el chancro aparece en el cuello uterino. Cuando la bacteria entra al organismo, se disemina rápidamente y poco a poco invade todos los órganos y tejidos.

Virus del Papiloma Humano (Enfermedad sexual)

Virus del Papiloma Humano
Los papilomavirus humanos (HPV) son un grupo diverso de
virus ADN que infectan la piel y membranas mucosas de humanos y de variedad de animales. Se han identificado más de 100 diferentes tipos de HPV. Algunos tipos de HPV pueden causar condilomas mientras otros infecciones subclínicas, resultando en lesiones precancerosas. Todos los HPV se transmiten por contacto piel a piel. Entre 30 y 40 HPV se transmiten típicamente por contacto sexual, infectando la región anogenital. Algunos tipos de transmisión sexual de HPV (tipos 6 y 11), pueden causar verrugas genitales. Sin embargo, otros tipos de HPV que pueden infectar los genitales no causan ningunos signos apreciables de infección. Una persistente infección con un subgrupo de cerca de 13 HPV sexualmente transmitidos, llamados «de alto riesgo», incluyendo a los tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68 —que son diferentes de los que causan verrugas— pueden favorecer el desarrollo de CIN (neoplasia cervical intraepitelial), VIN (neoplasia vulvar intraepitelial), PIN (neoplasia peneana intraepitelial), o AIN (neoplasia anal intraepitelial). Esas son lesiones precancerosas y pueden progresar a cáncer invasivo. Una infección de HPV es un factor necesario en el desarrollo de casi todos los casos de cáncer cervical. Un papanicolaou (Pap) cervical con pruebas de ADN de HPV, se usa para detectar anormalidades celulares y la presencia de HPV. Esto permite la remoción localizada quirúrgica de condilomatos y/o lesiones precancerosas antes del desarrollo de cáncer cervical invasivo. Aunque el amplísimo uso del Pap ha reducido la incidencia y letalidad del cáncer cervical en países en desarrollo, aún la enfermedad mata varios centenares de mujeres por año mundialmente. Gardasil, una vacuna HPV recientemente aprobada, bloquea la infección inicial contra varios de los tipos más comunes de HPV sexualmente transmitidos, lo que puede hacer decrecer la incidencia del HPV en generar cáncer. Enfermedades inducidas por el HPV Verrugas cutáneas Verrugas comunes: algunos tipos "cutáneos" de HPV, como las HPV-1 y HPV-2, causan verrugas comunes; encontradas con frecuencia en manos y pies, pero pueden aparecer en otras áreas, como rodilla y codo. Estas verrugas tienen una superficie característica de coliflor, y típicamente elevada ligeramente por encima de la piel circundante. Los tipos cutáneos de HPV no suele causar usualmente verrugas genitales y no se asocian con el desarrollo de cáncer. Verrugas plantares se encuentran en la base del pie; y crecen hacia adentro, generalmente causando dolor al caminar. Verrugas subunguales o periunguales se forman debajo de la uña (subungual), alrededor de la uña o en la cutícula (periungual).Pueden ser más difícil de tratar que otras verrugas de diferentes lugares. Verrugas planas: se ubican comúnmente en los brazos, cara o nuca. Como las verrugas comunes, estas planas se presentan más en niños y adolescentes. En personas con la función inmune normal, estas verrugas planas no se asocian con el desarrollo de cáncer.
Verrugas genitales Las
Verrugas genitales o anales (condilomata acuminata o verrugas venéreas) son el más fácil signo reconocido de infección de HPV genital. Aunque hay una amplia variedad de tipos de HPV que pueden causar verrugas genitales, los tipos 6 y 11 dan cerca del 90% de todos los casos. Mucha gente que adquiere verrugas genitales asociadas con tipos de HPV, resuelve la infección rápidamente sin siquiera desarrollar verrugas u otros síntomas. Se puede transmitir el virus a otros aún si no se han desplegado ningunos de los síntomas de infección. Sin embargo, en la vasta mayoría de casos, esta no es causa de no hacerse adecuados tests rutinariamente administrados. Los tipos de HPV que tienden a causar verrugas genitales no son los mismos que causan cáncer cervical. Sin embargo, desde que un individuo puede infectarse con múltiples tipos de HPV, la presencia de verrugas no es regla de que esté ausente la posibilidad de la presencia de tipos de alto riesgo del virus. Cáncer
Cerca de una docena de tipos de HPV (incluyendo los tipos 16, 18, 31, 45) se llaman de tipos de "alto riesgo" debido a que pueden disparar un
cáncer cervical. o también cáncer anal, cáncer vulvar, cáncer de pene. Varios tipos de HPV, particularmete el tipo 16, han sido hallados asociados con carcinoma orofaríngeo de células escamosas, una forma de cáncer de cabeza y cuello, (en inglés). Los cánceres inducidos por HPV con frecuencia tienen secuencias virales integradas en el ADN celular. Algunos de los genes "tempranos" de HPV, como E6 y E7, se conocen de actaur como oncógenos promoviendo el crecimiento tumoral y la transformación a maligno. La proteína p53 previene el crecimiento celular en presencia de ADN dañado primariamente a través del dominio de la proteína X asociada con BCL-2 (BAX) (que bloquea los efectos de la antiapoptósis del receptor BCL-2, (en inglés) mitocondrial. En adición, el p53 también sobreregula la proteína p21, bloqueando la formación del complejo ciclina D/Cdk4, y así previniendo la fosforilación de RB y, a su vez, haciendo titubear la progresión del ciclo celular por prevenir la activación de E2F. Abreviando, p53 es un gen supresor tumoral que arresta el ciclo celular, cuando hay ADN dañado. Las proteínas E6 y E7 trabajan inhibiendo los genes supresores de tumores, en tal proceso: E6 inhibe p53, mientras E7 inhibe a p53, p21, y a RB. Una historia de infección con uno o más tipos de HPV de alto riesgo, se cree ser un prerrequisito para el desarrollo de cáncer cervical (y la vasta mayoría de las infecciones HPV no son de alto riesgo); de acuerdo a la "Sociedad Estadounidense de Cáncer, ACS", las mujeres sin historia de virus no desarrollan ese tipo de cáncer. Y, la mayoría de las infecciones de HPV son resueltas rápidamente por el sistema inmune y no progresan a cáncer cervical. Debido a que el proceso de transformar células cervicales normales en cancerosas es lento, el cáncer ocurre en gente que han sido infectadas con HPV por un largo tiempo, usualmente una década o más. Los HPV sexualmente transmitidos también pueden causar la mayor fracción de cáncer anales y aproximadamente el 25% de cáncer de boca y garganta (orofaringe). Este último comúnmente presente en el área de las amígdalas, y el HPV se enlaza con el incremento de cáncer oral en no fumadores. El contacto de sexo anal o de sexo oral con una pareja sexual infectada de HPV puede incrementar el riesgo de desarrollar esos tipos de cánceres. Transmisión perinatal
Aunque los tipos genitales de HPV son a veces transmitidos de madre a hijo durante el nacimiento, la aparición del HPV genital relacionado con enfermedades en recien nacidos es rara. La transmisión perinatal de tipos de HPV 6 y 11 pueden resultar en el desarrollo de
papilomatosis respiratoria recurrente juvenil (JORRP). La JORRP es muy rara, con tasas de cerca de 2 casos por 100.000 niños en EE. UU. Aunque esa tasa de JORRP es sustancialmente mayor si la mujer presenta verrugas genitales al tiempo de dar a luz, el riesgo de JORRP en tales casos es menor al 1%. Vacuna preventiva
El
8 de junio de 2006, la FDA aprobó Gardasil, una vacuna profiláctica contra el VPH comercializada por Merck & Co., Inc. Los ensayos clínicos de la vacuna, realizados entre mujeres adultas con una mediana de edad de 23, mostraron protección contra la infección inicial por los serotipos 16 y 18, que en conjunto causan aproximadamente un 70% de los cánceres de cérvix. Estos serotipos de VPH también causan tumores anorrectales tanto en mujeres como en hombres. El ensayo también mostró una eficacia del 100% frente a infecciones peristentes, no sólo frente a las agudas. La vacuna también protege contra los serotipos 6 y 11, causantes del 90% de las verrugas genitales. Las mujeres pueden ser vacunadas en un rango de edad de entre 9 y 26 años, aunque menores no formaron parte del ensayo clínico. Se espera que GlaxoSmithKline busque la aprovación como vacuna profiláctica para los tipos HPV 16 y 18, a principios del 2007,y conocida como Cervarix. Puesto que la actual vacuna no protegerá a las mujeres frente a todos los serotipos de VPH que causan cáncer cervical, es importante que las mujeres sigan con las pruebas de citología y Papanicolau, incluso después de haber recibido la vacuna. Por otra parte, el Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomienda la vacunación a aquellas mujeres ya infectadas por el VPH. La vacuna no tienes efectos colaterales, con excepción de dolor alrededor del área de inyección. La FDA y la CDC consideran a la vacuna completamente segura. No contiene mercurio, thimerosal ni virus atenuados (solo virus muertos). Merck & Co., Inc, el manufacturador de Gardasil, continua con los test a mujeres que han recibido la vacuna para determinar su eficacia sobre un periodo de vida. Tanto hombres como mujeres son portadores del VPH. Para erradicar la enfermedad, eventualmente los hombres tendrán que ser vacunados. Hoy por hoy se están llevando a cabo estudios para determinar la eficiencia de vacunar niños con la vacuna actual. La vacuna (comúnmente conocida como Gardasil) se administra en 3 dosis a lo largo de 6 meses con un coste de unos 300€. La CDC recomienda a mujeres entre 11 y 26 años que se vacunen, aunque niñas de incluso 9 años pueden verse beneficiadas. El 26 de octubre de 2007, el gobierno del Reino Unido anunció que todas las mujeres a partir de los 12 años serían vacunadas contra el VPH gratuitamente, en el contexto de un programa con un presupuesto de 100 millones de libras. Para el 2009, esta vacuna se encontrará dentro del programa estándard de vacunación en el Reino Unido. Preservativos
El
Centers for Disease Control and Prevention (centro para el control y prevención de enfermadades) afirma que "Aunque no se conoce exactamente el efecto de los preservativos en la prevención de la infección por VPH, el uso de preservativo se ha asociado con una tasa más baja de cáncer de cérvix, enfermedad en directa relación con el HPV." De acuerdo con Marcus Steiner y Willard Cates en el New England Journal of Medicine, "la protección que ofrecen los preservativos no puede ser cuantificada exactamente”. Sin embargo, en un estudio en el mismo ejemplar, de 82 mujeres universitarias seguidas en la práctica clínica habitual durante 8 meses, la incidencia de VPH genital fue 37.8 por 100 pacientes-año entre las mujeres cuyas parejas empleaban preservativo en todas sus relaciones sexuales, frente a 89.3 por 100 pacientes-año en aquéllas cuyas parejas empleaban preservativo en menos del 5% de las relaciones. Los investigadores concluyeron que "entre mujeres que empiezan a ser sexualmente activas, el uso constante del preservativo en sus relaciones por sus parejas parece ser que reduce el riesgo de infección por HPV cervical y vulvovaginal." Otros estudios han sugerido que el uso regular del condón puede limitar efectivamente la insistencia y esparcimiento de HPV hacia otras áreas genitales en individuos ya infectados. Y, el uso del condón puede reducir el riesgo que individuos infectados desarrollará hacia cáncer cervical o desarrollo de "anormalidades" genitales. Planned Parenthood (padres amorosos), recomienda el uso del condón con el fin de prevenir el riesgo de contagio de HPV. Síntomas
Algunos de los síntomas más importantes que sugieren la presencia de virus del papiloma humano son: Irritaciones constantes en la entrada de la vagina con ardor y sensación de quemadura durante las relaciones sexuales (se denomina
vulvodinia) Pequeñas verrugas en el área ano-genital: cérvix, vagina, vulva y uretra (en mujeres) y pene, uretra y testículos (en varones). Pueden variar en apariencia (verrugas planas no visibles o acuminadas si visibles), número y tamaño por lo que se necesita de la asistencia de un especialista para su diagnóstico. Alteraciones del Papanicolaou que nos habla de que en el cuello del útero hay lesiones escamosas Intraepiteliales (zonas infectadas por VPH, que pueden provocar cáncer) Tratamiento
Muchas víctimas de verrugas HPV relatan el éxito que usa el
vinagre de manzana orgánico (con acidez de 5%). Se aplica a las áreas infectadas una toalla de papel humedecido en vinagre, y se asegura con cinta adhesiva. Las personas que registraron los mejores resultados dejaron la toalla de papel empapada durante horas, o incluso durante toda la noche. El resultado es que la verruga gira brillante blanca en colores, y después de varios tratamientos, comienza a girar negra y morir, tarde o temprano pelar. Muchos usuarios relatan el éxito que mezcla el ACV con las pequeñas cantidades de ajo y el aceite de árbol de té también preparando la solución. el aceite, que humedece la piel ayudando en el retiro de verrugas HPV.